Estados maníacos: Los síntomas más representativos son la fuga de ideas, elevación del humor y aumento de la actividad.Tener sexo sin tomar precauciones para prevenir el embarazo o una enfermedad de transmisión sexual. En estas fases tienden a la promiscuidad Sexual con quien quiera y donde quiera.  Son generalmente sexualmente compulsivos o adictos al sexo en cualquiera de sus variables. ·         Participación en actividades sexuales de riesgo sin valorar las consecuencias que de ellas pueden derivarse.Consumir  alcohol  o drogas. Incluso en el caso de ser una persona viviendo con el VIH, el consumo de alcohol sigue… aunque le hayan advertido del peligro. ·         Aumento de la actividad intencionada o agitación psicomotriz. Implicación excesiva en actividades placenteras que tienen un alto potencial para producir consecuencias graves ( p. ej. compras irrefrenables, indiscreciones sexuales, etc )Gastar demasiado dinero. Fingir  estatus o clase social que no posee.  Posee un sentimiento de “grandiosidad”. Se cree capaz de grandes empresas en todo orden de cosas llegando a ser temerario. Puede llegar a endeudar  o incluso poner en riesgo el capital familiar por comprar cosas no necesarias por presumir ante el resto. Esto lo hace generalmente por tapar sus grados de depresión. Sentirse muy poderoso e importante. Tiene complejo de superioridad. Habla mucho de grandezas, de dinero, de viajes, de ropa costosa. Todo lo que sea posible por ser admirado. Muchas de esas son mentiras o irrealidades que ha creado en su cabeza. Sentirse muy irritable o enojado de la noche a la mañana, o sin razón alguna. Pensar y hablar tan rápido que las demás personas no alcanzan a comprender lo que usted piensa o en una reunión es el que más habla.  Pasa a ser el centro de atención, pero puede llegar a  hablar rápidamente y descontroladamente. No dormir mucho.  Necesitar mucho menos sueño que normalmente y aun así continuar con energías.Tener dificultad para concentrarse. Pensar con gran rapidez y desordenadamente.Le cuesta mantener la atención en un solo tema. Sentirse extraordinariamente “eufórico”. En casos extremos puede llegar a sufrir delirios o alucinaciones.SINTOMAS ESPECIFICOS DE LA MANIAA continuación se enumeran algunos síntomas, los más comunes que acompañan a la fase maníaca. Aunque ya hemos dicho que cada individuo es un mundo, y en cada uno se produce una manifestación singular y específica, sí se reconoce que un paciente está en proceso eufórico cuando cursa al menos cuatro de las siguientes manifestaciones:1. Sentimientos desproporcionados e injustificados de bienestar y euforia.2. Delirios de grandiosidad.3. Dificultad de concentración.4. Sentimiento de ser invencibles.5. Creencias no realistas sobre las propias capacidades y posibilidades.6. Hiperactividad.7. Incapacidad para relajarse o permanecer inactivo.8. Irritabilidad extrema.9. Disminución de la necesidad de dormir (no más de tres horas de sueño.10. Patrones de pensamientos rápidos y acelerados.11. Falta de buen juicio.12. Abuso de drogas, alcohol, tabaco, cocaína, barbitúricos o sexo.13. Patrones de comportamiento significativamente diferentes a los habituales.14. Habla rápida y en ocasiones de difícil compresión.15. Incremento de los niveles de energía y actividad.16. Exagerada autoestima y grandiosidad (todo lo puedo.17. Verborrea (más hablador de lo habitual).18. Fuga de ideas o experiencias subjetivas de la aceleración del pensamiento.19. Distraimiento extremo (la atención se desvía hacía estímulos externos banales e irrelevantes).20. Agitación psicomotora manifiesta.21. Implicaciones en actividades placenteras de riesgo: gastar dinero, actividad sexual descontrolada, hacer inversiones económicas absurdas…..22. Pensamientos recurrentes sobre la muerte y/o intentos de suicidio.
Source: New feed